Hace 80 años Coco Chanel puso de moda una de las prendas más apreciadas en el armario de una mujer.
¿Quien no tiene un vestido negro al que da uso año, tras año…?

Fue el primer vestido producido en masa, era sencillo, por encima de la rodilla, sin cuello ni mangas que además sentaba bien a todo tipo de mujer. Así comenzó la moda del LBD, little black dress, para muchas mujeres un invento casi mágico (levanta el ego, estiliza la figura, concede clase y sofisticación, resalta las facciones, disimula imperfecciones y combina con todo.)

Hoy en día podemos encontrarlo en terciopelo, muselina, seda, satén, organza, con encajes, bordado, con transparencias, de manga corta, en escote palabra de honor o hatler.. hay miles de versiones de éste clásico al que ninguna mujer renuncia. No hay evento en el que no se vea o armario femenino en el que no deba estar.

Visita la galería que propongo, encuentra el que te defina y recuerda las palabras de la gran diseñadora Coco Chanel:

Viste vulgar y solo verán el vestido, viste elegante y verán a la mujer”