Otro invierno más, los diseñadores nos dicen que Escocia está de moda.

Todo comenzó en la tierra de William Wallace, las faldas empezaron a ser usadas únicamente por los hombres y los colores representaban un tipo de linaje en especial. Hoy en día vemos cuadros en todo tipo de prendas, desde pijamas y ropa interior hasta trajes de gala y accesorios. ¿Ha habido algún invierno en el que las marcas nos dijeran que nada de cuadros?

Si os paseáis por las diferentes colecciones de moda de los diseñadores veréis que todo son cuadros. Pero no hace falta gastarse los ahorros en una de las prendas que propone Tommy Hilfiger, las tiendas nos acercan esta moda a precios mucho más asequibles.
Y si no queréis gastar… Todos al trastero a por la faldita del colegio, o a por esa camisa que llevaba nuestro hermano. ¡Todo vale!