¿Quien dijo que en moda no quedaba nada por ver?

Como la mayoría de las colecciones que el diseñador viene haciendo para la marca desde principios de los 80, la nueva colección de Karl Lagerfeld para Chanel es impresionante. Además esta vez han sabido superarse y  consiguen llevarnos a las mil y una noches. Atrás dejan la crisis económica o la época de austeridad, porque a veces en moda no hay que cumplir lo de “menos es más”.

En esta ocasión el lujo y la fantasía se han dado lugar en el Grand Palais de París. Los diseños, obras de arte. Complementos y joyas que quitan el hipo, telas y bordados que solo se imaginan en los libros, maquillajes orientales, encajes sofisticados y el maravilloso tweed al que Chanel nos tiene acostumbrados.

70 mataharis luciendo la inspiración india, caminando por una pasarela con auténticos manjares, frutas exóticas, y estilosos bouquets de flores frescas… Una manera única de expresar creatividad, imaginación, sueños y arte… ¿No os quedáis con la boca abierta? En una palabra, exquisito.