La corbata ha dejado de tener el papel protagonista y la timidez ha pasado a mejor vida. La pajarita está presente esta temporada y se ha convertido en uno de los complementos clave para una noche chic y atrevida.

Podéis llevar la clásica Bow Tie sin necesidad de ir trajeados, hoy en día no importa si la luces con esmoquin o un serio frac, pero si no queréis equivocaros, pasaros por Zara, tienen variedad, y saben con qué hay que acompañarlas.

Y es que no hace falta que estés invitado a la cena de gala del Embajador, a los Premios Nobel en Estocolmo o quieras impresionar a tu abuelita… Si Brad Pitt o aquellos 007 que tienen “licencia para matar” la lucen con descaro, tú también puedes.