Un día se gana y al siguiente se puede perder. Son muchas la mujeres que en pleno siglo XXI pueden disfrutar de una situación favorable en su entorno profesional–laboral, pero no nos olvidemos de un sector importante de ellas que siguen inmersas en ámbitos profesionales machistas y carentes de igualdad.

En el artículo 45 de La Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, se establece que las empresas están obligadas a respetar la igualdad de trato y de oportunidades en el ámbito laboral y para ello se deben adoptar una serie de medidas dirigidas a evitar cualquier tipo de discriminación laboral entre mujeres y hombres.

Aunque a ritmo muy lento, la mujer avanza en materia de igualdad laboral, pero siguen existiendo grandes diferencias que deben ser erradicadas.  Es importante seguir luchando por  el equilibrio real y efectivo en el seno de las empresas.  Hoy en día no podemos seguir escuchando noticias con titulares tan desalentadores como “Crece la brecha salarial entre hombres y mujeres” o  “Aumenta el acoso laboral por razón de sexo”.

Para mi sorpresa, navegando por internet hace unos días descubrí una iniciativa muy interesante cuyo objetivo  principal es fomentar esta paridad en el tejidoempresarial español.  Se trata de un distintivo gráfico cuya concesión por parte del Ministerio de Sanidad, Asuntos sociales e Igualdad a las empresas exige el cumplimiento de una serie de requisitos : participación equilibrada entre hombres y mujeres en la toma de decisiones empresariales, acceso a los puestos de mayor responsabilidad, sistemas de remuneración equitativos y actualizados, conciliación de la vida personal , familiar y profesional, adopción de planes de igualdad y no utilización de publicidad sexista para la promoción de los productos y servicios.

Son muchas las empresas de este país que tienen este distintivo, como por ejemplo: Acciona, Aqualia, Banco Popular, Endesa, Ferrovial, Mahou, Repsol , entre otras. Solamente 30 organizaciones en todo el país consiguieron este galardón en la última convocatoria.

A nivel local, podemos seguir luchando por esta paridad profesional. Las Pymes deben incorporar las políticas de igualdad en sus estrategias empresariales para así crecer en confianza y adquirir mayor valor en el mercado. La publicación “Responsabilidad Social Empresarial e Igualdad en el empleo. Guía para Pymes”, se trata de un manual que ayuda al empresario a autodiagnosticar su empresa en materia de igualdad además de ofrecer un recopilatorio de buenas prácticas para el avance en esta materia.

Una empresa que se respeta a sí misma ganará el respeto de los demás.