Los pantalones de la marca Dockers siempre son un acierto, parece que no hayan cambiado desde los años 70, ¡incluso antes!. Para esta primavera además, la marca ofrece colores variados y camales estrechos y aunque la campaña del año pasado trajo mucha controversia en el mundo de la publicidad, (de hecho en nuestro país se lanzó una versión light hablando de “la virilidad clásica” para no herir sensibilidades) la firma no ha hecho sino reafirmarse como una marca masculina de referencia.

Para los que no visteis el anuncio del que os hablo, aquí os dejo la traducción del texto:

Érase una época en que los hombres llevaban los pantalones, y los llevaban como Dios manda. Las mujeres casi nunca tenían que abrir la puerta y las ancianas jamás cruzaban solas la calle. Los hombres se hacían cargo de todo esto. Pero el mundo decidió que ya no necesitaba a los hombres… a los hombres les quitaron los pantalones y los dejaron tirados entre la niñez y la androginia. Pero actualmente, hay cuestiones para las que nuestra sociedad sin géneros no tiene respuestas. El mundo está sentado de brazos cruzados y las ciudades se desmoronan, los niños se portan mal y las ancianitas se apartan a un lado de la calle. Necesitamos héroes, necesitamos adultos, necesitamos hombres para acabar con el tenedor de plástico… Es hora de ensuciarse las manos. Ha llegado la hora de responder a la llamada de la hombría. Es el momento de vestir pantalones.

Machismo, antifeminismo, violencia… se ha dicho mucho sobre los tintes que escondía esta pieza, yo lo llamo provocación, que es una de las estrategias de publicidad para que no deje de hablarse de la marca.

Para no entrar en debate, os dejo el último anuncio llamado “los hombres sin pantalones”, donde se hace una declaración acerca de la masculinidad moderna, o falta de ella. El anti-himno comercial dramatiza el ridículo comportamiento de un grupo de hombres que no lleva pantalones y que se sienten orgullosos… Creo que en esta pieza identificamos mucho mejor al hombre que en la campaña anterior… (y estoy segura de que ningún hombre se quejaría de la imagen que se muestra de ellos en este anuncio, más de uno se reirá incluso)… hombres!!!