Para aquellas que  van a decir: SÍ QUIERO, que están buscando el vestido de su vida, el vestido con el que serán princesa por un día y brillarán con luz propia, darles un pequeño aviso sobre el poder del color en la prenda entre las prendas. No solo influye la forma del vestido, sino su color o los adornos que pueda llevar en colores vivos…  así que asesoraros en vuestra boutique de este detalle porque aunque vayáis perfectamente maquilladas, el efecto del color es importantísimo, para que ese día luzcáis espectaculares tanto en la ceremonia como en las fotos que os quedan para el recuerdo.

El color que os favorezca no debe haceros sombras en la cara, ojeras, atenuar arrugas o manchas ni haceros palidecer.

Rosa empolvado, blanco puro, aperlado o diamante, vainilla, marfil o champagne… hay una gran variedad a vuestra disposición, probar y elegir con el que más radiante os sintáis.

Recomiendo poneros en manos de buenos asesores que te descubrirán posibilidades infinitas para que estéis espectaculares uno de los días más importantes de vuestras vidas.