Uno de los pocos anuncios motivadores del pasado año sin duda es esta pieza “magistral” que lanzó Microsoft a cerca de uno de los grandes productos de esta nueva era. El Kinect effect o la cámara de profundidad con la que desarrolladores de todo el mundo comenzaron a crear aplicaciones propias que rompían con el uso puramente lúdico de esta nueva tecnología, resultan muy útiles en una gran variedad de campos.

Esta pieza nos muestra las posibilidades de Kinect, que van más allá de lo esperado, capaz de realizar cosas sorprendentes e inimaginables, útiles para la sociedad, las personas y en multitud de campos… y aunque algunas muestras son solo proyectos conceptuales, se sigue desarrollando la tecnología.

Los pelos de punta cada vez que veo este anuncio y escucho lo que nos dicen en el:

Aunque el mundo nos pregunta qué es lo que haremos a continuación con Kinect, nosotros estamos igual de emocionados de hacerle la misma pregunta al mundo”