El salto base es una modalidad de paracaidismo pero con algunas diferencias, la principal es que se salta desde un lugar fijo y no desde un avión. De hecho la palabra B.A.S.E en ingles esta formada por la primera letra de los lugares desde donde se debe realizar esta locura (Edificio, Antena, Puente y Tierra).

La cosa es sencilla, subir hacia algún sitio bien alto, saltar y abrir el paracaídas un pelín antes de llegar al suelo. Aquí no hay altímetros que te avisen para la apertura, ni paracaídas de repuesto, un mínimo error y se paga con la vida. Es necesario tener una gran experiencia como paracaidista antes de iniciarse en el salto base, recomiendan como unos 250 o 300 saltos a las espaldas. Como todos los deportes el base jumping está en constante evolución y ahora algunos saltadores incorporan unos trajes especiales con pequeñas alas que les permiten planear mientras caen a toda velocidad.

Pues bien uno de los gurús de esta especialidad es Jeb Corliss un Americano de 35 años que se ha hecho famoso en todo el mundo con sus espectaculares videos, donde arriesga al máximo en cada salto. Como la mayoría de saltadores base ha sido detenido en numerosas ocasiones, por saltar de edificios como el Empire State Building y ha sufrido un par de accidentes que a punto han estado de costarle la vida. El último hace apenas unos días, donde se destrozó las dos piernas al impactar contra un saliente que no consiguió superar, aunque es un milagro consiguió abrir el paracaídas y salvar la vida.

Aun así seguro que Jeb Corliss volverá a alzarse frente al abismo y hacer lo que mas le gusta…volar, y mostrarnos videos que nos hacen soñar a muchos. Espero que disfrutéis con esta maravilla de video.

Me encanta pensar que existan experiencias que no solo se compran con dinero, algunas se pagan con valor”