La bicicleta de montaña lleva ya unos cuantos años con nosotros, para muchos desde nuestra primera comunión, pero desde aquellos tiernos años la Mountain bike ha evolucionado y se ha ido adaptando a las diferentes disciplinas que existen hoy en día. Hoy hablaremos de una de ellas, la bicicleta de descenso o Downhill.

La bicicleta como su nombre indica esta hecha básicamente para bajar, y cuando digo bajar es bajar por cualquier sitio. Con sus ruedas mas anchas, sus increíbles suspensiones tanto traseras como delanteras con amortiguadores y sus frenos de discos, que parecen mas de una moto que de una bici, son la herramienta perfecta para experimentar una de las sensaciones más extremas que se pueden experimentar sobre el firme.

Debido a que también tiene un peso mayor que la bici de montaña, se suele necesitar la ayuda de remontes mecánicos, para llegar a lo alto de la cima, bien con telesillas, coche o incluso helicóptero. En muchos lugares donde se puede practicar este deporte hay una organizada red de pistas de diferentes niveles, y tanto el funcionamiento como el precio es similar al de las estaciones de ski.
Aunque el precio de estas monturas pueden llegar a rondar los 3000 eurazos, al igual que pasa con los deportes de invierno se puede alquilar todo el material, a un módico precio.

La sensación de excitación mientras pasas entre árboles a toda velocidad, tomando decisiones en cuestión de milésimas y el tremendo desgaste físico que conlleva, (ya que el mayor amortiguador de la bici eres tu mismo) hacen de este deporte un placer para los amantes del riesgo. Así que si alguna vez tienes la posibilidad de practicar esta actividad, ni te lo pienses.

Y recordad que como otros deportes de riesgo hay que practicarlo con un compañero por si acaso, y quien mejor para pedir ayuda que Lassie??? Espero que disfrutéis de este magnifico video.