Anuncios que hacen que te pongas nervioso, excitado, angustiado, inquieto, histérico, intranquilo, exaltado…

Uno es una clara declaración de guerra a la televisión y sus contenidos o como nos controla, el otro… un anuncio que se prohibió en España por incitar a la hiperactividad.

Después de verlos, decirme si no necesitáis una tila…