Esta semana se celebra en Florencia un espectáculo sin igual, un “deporte” conocido como Calcio Storico o Florentino.

Sus orígenes datan del siglo XVI, aunque durante algún tiempo se dejó de practicar. En los años 30 se recuperó y desde entonces se juegan 3 partidos todos los años durante la 3º semana de junio en la Piazza Santa Croce de Florencia.

Existen 4 equipos: Azzurri (azules), Rossi (rojos), Bianchi (blancos) y Verdi (verdes), cada color defiende a un barrio de la ciudad con lo que la rivalidad está más que garantizada.

Las reglas son poquitas y aunque en los últimos años se ha intentado regular un poco más, para evitar una excesiva violencia y las posteriores “vendetas” entre barrios, sigue siendo brutal contemplarlo. El objetivo del juego, llevar la pelota al campo contrario esquivando a los 27 animales del equipo rival.

En fin es como si metemos en la thermomix: Fútbol, rugby y MMA aunque con los trajes de los participantes, el aroma medieval del acto, la emoción de la lucha y todo ello enmarcado en una de las ciudades más hermosas de la vieja Europa, hacen del Calcio Storico una High Experience.