En una población mundial que sigue un proceso de envejecimiento progresivo es muy importante que cambiemos la forma de ver y tratar a nuestros mayores.

En el último siglo la esperanza de vida no ha hecho más que crecer, y así han ido apareciendo y aumentando ciertos retos para el envejecimiento, los más importantes son la enfermedad cardíaca, accidentes cerebrovasculares y  la demencia. Por ejemplo en el año 2010 había 35,6 millones de personas viviendo con demencia y se espera que esa cifra se duplique en los próximos 20 años.

Otro de los grandes desafíos que debemos adoptar todos, es conseguir una mejor adaptación del anciano en una sociedad que parece sentirse cómodo con este rápido ritmo de cambios. Una adaptación que permita a nuestros mayores desarrollar una vida más completa además de seguir manteniendo funciones sociales.

El video tiene un mensaje clave y es que debemos romper con los estereotipos que tenemos sobre la vejez y quedarnos con el lema de este año, escogido por la OMS para el Día de la Salud Mundial,

La buena salud añade vida a los años”