Todo el mundo habla del estrés, pero no todo el mundo conoce sus efectos a largo plazo. Quizá en estos momentos estemos muy cerca de desvelar su compleja función dentro de nuestro organismo, pero lo que cada día es más evidente, es que hemos transformado una adaptación evolutiva en un serio problema de salud.

El estrés como la ansiedad están diseñadas para anticipar problemas o peligros para nuestro organismo. ¿Pero que pasa cuando el estrés se acumula y no cesa durante largos periodos de tiempo?

La constante activación nerviosa y la sobreproducción hormonal desgasta y deteriora el cuerpo, y puede generar diferentes problemas de salud como los siguientes: Debilitamiento del sistema inmunológico,  enfermedades cardíacas, problemas digestivos, problemas para dormir, depresión o ansiedad crónica y trastornos de alimentación entre otros muchos.

El estrés también puede empeorar otros síntomas y otras enfermedades como el cáncer y  la diabetes. Además, puedes hacer que la persona adopte comportamientos compulsivos como el uso de drogas, el exceso de alcohol o tabaco, y que coma más de lo necesario. Estos comportamientos no sólo no te alivian el estrés, sino que además te meten en un círculo vicioso que cuesta mucho trabajo romper. Todos conocemos de una manera u otra este circulo vicioso. Quizá esta sea la nueva pandemia del siglo XXI.

Me sumo a la campaña de ASICS, para ayudar a reducir este problema hay una terapia que es gratuita y que funciona muy bien, correr. No te quedes solo con romper el círculo, inviértelo y disfruta de los beneficios derivados de esta nueva actividad, ve más allá y consolídalo como un hábito.

Para los que les cuesta arrancar y mantener una continuidad, mi consejo es que utilicéis programas o apps que registran las actividades como Runtastic, Endomondo, Nike+running, etc.

Nos ayuda a ser más constante y nos refuerzan cuando vemos el histórico de actividades.

!A correr!

ASICS – “Shedding” from David Alan Reyes on Vimeo.