El portal de internet de intermediación de pareja eDarling ha realizado un estudio basado en las respuestas de 20.000 usuarios registrados en la web para analizar la interrelación entre salario y deseo sexual llegando a la conclusión de que ambos factores conservan una evidente interrelación, si aumentan los ingresos aumenta la líbido y viceversa.

A medida que aumenta el volumen de ingresos de los europeos, aumenta progresivamente su deseo sexual. En el caso de España, el estudio revela que la diferencia no es tan acentuada como entre  ciudadanos de otras nacionalidades europeas ya que la mayoría de los encuestados  manifiestan un elevado apetito sexual.

Según la Doctora Wiebke Neberich, psicóloga responsable del estudio, tener un buen trabajo y unos ingresos elevados hace que la gente se sienta más orgullosa de sí misma. Además, el éxito profesional implica recibir más atención por parte de los demás y ayuda a potenciar las habilidades sociales.

En definitiva, este análisis concluye que cuánto mejor nos sentimos con nosotros mismos más apetito sexual tenemos. ¿Seremos los españoles los europeos con mejor autoestima? Es evidente que no somos los mejor pagados de Europa pero quizás lo compensemos con una agitada actividad sexual.

Imagen de portada: Salud 180