¿A quién no le ha pasado? Sales una noche, te crees estupenda, rompedora, sin embargo por la mañana… Ya no piensas lo mismo.

En este divertido spot de Harvey Nichols, las mujeres vuelven a casa con su atuendo de la noche anterior. Las chicas parecen bastante avergonzadas en su lucha por alargar sus vestidos demasiado cortos o caminar descalzas. Sin embargo hay una que vuelve a casa sin vergüenza y bastante perfecta, con un vestido muy Harvey Nichols. ¿Bastante creativo no?