Quizás muchas veces nos planteamos que hay que hacer cosas nuevas pero… ¿Por qué no repetir las que nos gustaron?

Aparentemente la rutina nos consume, aprendemos a vivir bajo un halo de conformismo vital, una especie de indefensión aprendida donde nos dejamos llevar  por un supuesto destino y evitamos ser conscientes de que la vida es una constante toma de decisiones, porque no nos gusta elegir y mucho menos descartar.

¿Qué pasa cuando mezclas el futuro con el presente o el presente con el pasado? A veces no es fácil imaginarnos que pasará dentro de 20 años o qué estaremos haciendo.

En este vídeo saboreamos por unos instantes una especie de cápsula del tiempo. Creo que es una magnífica campaña que alienta al espíritu viajero y un frenesí de emociones.

La vida es una sucesión de momentos y depende de ti como los vivas”.