Asos reinventa los clásicos vaqueros y nos ofrece cinco modelos clave con nombre propio. Disponibles en un montón de lavados diferentes, desde añil ‘vintage’ a desteñido ácido y todos los tonos pastel que traerá la primavera.

Nuestros favoritos, el modelo RIDLEY con un acabado suave y ligero, elástico y ajustado en la pierna. Se adapta a la figura como una segunda piel y la forma y la colocación de los bolsillos traseros están pensadas para ser súper favorecedores.

Y el BRADY o Slim Boyfriend que está hecho de algodón y queda ajustado a la cintura, cadera y muslo, ensanchándose a la altura de la rodilla para volver a estrecharse en el tobillo.

Y a ti, ¿Cuál te gusta?