Resistente y suave, audaz pero femenina, Prabal Gurung en la Semana de la Moda de Nueva York de 2013.

Primero apareció en la pasarela el cuero rígido con arneses, correas, armaduras y una estética militar con sombras y colores tenues.

Una de las cosas que destacamos son los péplum acentuando la cintura y las telas transparentes que complementan con aberturas laterales y capas con faldas de volantes.

Gurung buscaba reflejar la autonomía de la mujer. Leyó un artículo en Time sobre la Asgarde, un grupo de niñas de Ucrania que se reúnen para aprender defensa personal para detener el tráfico de personas y la opresión femenina. Y una vez más ha querido combinar esa fuerza con la feminidad de la mujer y mostrar ambos lados.