Las gafas de sol son mucho más que un complemento de moda, para algunos tienen tanto protagonismo  como puede tener un bolso o unos zapatos. Pero las gafas de sol representan mucho más para la salud ocular que su carga estética. Al igual que protegemos nuestra piel de las radiaciones con crema de protección solar, nuestros ojos debemos de resguardarlos de los rayos ultravioletas.

Hay una gran batalla entre la relación calidad-diseño, ya que muchas personas se decantan por unas gafas de sol u otras por su diseño y lo que pueda favorecerles, sin pararse a pensar en su verdadero cometido, por lo que no dudan en adquirirlas en tiendas de complementos, ropas, kioscos o revistas, estableciendo como criterio la estética y el valor económico normalmente muy reducido.

Con la llegada de la época estival, los oftalmólogos emprenden la batalla de informar sobre la cantidad de modelos favorecedores a precios asequibles que se pueden encontrar en el mercado; y hacen referencia a los graves problemas oculares con los que se presentan los pacientes en sus clínicas debido al sol. Muchos de estos pacientes utilizan las mismas gafas de la nieve para la playa y viceversa, lo cual es totalmente negativo.

Unas gafas de sol pueden reunir el triduo de inseparables características sin suponer un coste elevado, en Roberto Martín aunamos la importancia de la protección solar, la calidad y el diseño en gafas de sol de primera calidad sin que tengas que renunciar a la moda.